A bordo de… Air Mauritius

Hola Aerotrastornados!

Hoy os traemos un extenso «A bordo de» escrito por Bo Saldaña,
Travel Writer and Social Media Consultant
en ElMundoOk.com.
Voló entre las ciudades de Mauricio y Ginebra, a bordo del MK048 en Business class. A continuación, su experiencia.

Experiencia de Vuelo Air Mauritius en el A330Neo Business Class Mauricio – Ginebra
Air Mauritius es la compañía aérea oficial de la República de Mauricio y, a día de hoy, Air Mauritius se convirtió en la primera aerolínea del mundo en operar tanto el A350-900 como el A330neo. Este aparato versátil cuenta con nuevas alas de gran envergadura con Sharklet compuesto, nuevos motores Rolls-Royce Trent 7000 y sistemas de cabina innovadores. Además, tiene un diseño ecológico integrado en su propio ADN y ahorra hasta un 25% de combustible por asiento y emisiones de CO 2 .

Check-in y control de seguridad
Air Mauritius tiene una zona de Check-in dedicada para pasajeros en Business class llamada “Premium”, que son visibles desde lejos con letras muy grandes. El proceso de facturar mi maleta fue muy rápido, además tenía asignado el asiento desde el día anterior gracias al personal del aeropuerto que cambiaron mi vuelo.
En esta terminal internacional, tienen un acceso exclusivo para pasajeros en Business class y similares. He pasado rápido el control de pasaportes y el filtro de seguridad con el escaneo del equipaje de mano.

Lounge
Los pasajeros en esta cabina tienen acceso sin pago previo al lounge oficial de Air Mauritius mostrando el pase de abordar en el mostrador. Así que, tras pasar los filtros de seguridad me dirigí al The Amédée Maingard Lounge. Estuve en la parte baja de la sala y apenas comí unos croissants y probé un zumo de naranja.

Foto: BO Saldaña

Embarque
Después de estar unos momentos en el lounge, me fui a embarcar viendo mi boarding pass que era a las 08:20 am. La puerta de mbarque Nº 24 no estaba muy lejos y había una fila dedicada para pasajeros en Business, y los que tengan derecho a Sky Priority o abordaje prioritario. Tuvimos que esperar unos 10 minutos antes de embarcar, puesto que por alguna razón que desconozco, no estaba del todo listo. Aún con este pequeño retraso, se llegó a completar el proceso boarding completed, a tiempo.

Fui recibido calurosamente por el jefe de servicio y me llevaron a mi asiento que estaba a la izquierda del avión. Después de lo cual me ofrecieron una selección de bebidas refrescantes como agua, zumo de naranja y champagne. Opté por la primera opción.

El asiento en Business class
La cabina Business class de este avión A330 Neo, está configurada en un formato simple 1-2-1 y todos tienen acceso directo al pasillo. Este avión cuenta con 28 asientos en Business y 260 en Economy.
Mi asiento fue el 5A. Me sentí muy cómodo y con buen espacio entre asientos, con controles sencillos de entender para cambiar la posición del mismo.

Foto: BO Saldaña

En el modo de cama completamente plana, pude disfrutar de varias horas de sueño profundo y escuchar un poco de jazz que siempre me relaja mucho.
Además, el asiento también viene con un puerto USB y una toma de corriente, elementos esenciales para los viajeros de negocios, donde pude conectar para cargar mi portátil, móvil y cámara.

Fotos: BO Saldaña

El vuelo MK-048 MRU-GVA
Al subir vi que tenía una manta de color amarillo ocre y una almohada del mismo tono. Me extrañó no encontrar un par de zapatillas desechables. He viajado en otras aerolíneas en clase ejecutiva y me dieron esta utilidad, por ejemplo en Air France en la ruta BLR-CDG.
En mi asiento encontré un kit de artículos de tocador de la marca francesa “Christian Lacroix” versión “Voyage”, que comprende un par de calcetines, una mascara para dormir, un protector labial, una loción y un kit dental. Así como otros objetos de uso personal.

También me entregaron el menú para el vuelo. Las comidas de Air Mauritus estaban exquisitamente presentadas y los nombres eran tentadores. Los pedidos fueron tomados por los tripulantes. Si no conté mal, había cuatro de ellos dedicados en exclusiva a esta cabina que estaba llena.
El vuelo despegó unos 10 minutos después de la hora programada (09:20am). El capitán nos indicó que el vuelo sería de 11 horas y 10 minutos hasta Ginebra, Suiza.

La comida
Después de unos 45 minutos de vuelo, comenzó el servicio del
desayuno. Elegí la opción de “omelette con queso y salchichas con tomate a la plancha”. Todo esto acompañado de un plato de frutas picadas y panes calientes a elección.

Foto: BO Saldaña

Para la comida que fue unas 4 o 5 horas después del despegue,
escogí “Pescado con tagliatelle” con entrantes de canapes y salmón con jengibre. Todo delicioso. Hubo postre “Pearl Charlotte bañado en caramelo”.

Entre desayuno y comida hubo varias opciones: plato de sándwiches, frutas con una variedad de quesos. Acompañados de bebidas como vino, cervezas, refrescos y zumos de frutas.

Entretenimiento a bordo
Si bien es cierto cada asiento tiene una pantalla grande y con buenas opciones de películas y entretenimiento, apenas la usé para ver el trayecto del vuelo en el mapa y sentir las cámaras externas del avión.
Cada asiento tiene un control remoto, que consta de una pantalla
pequeña como si se tratara de una versión en miniatura del monitor principal. Eso me gustó mucho, porque desde allí mismo pude escoger una variedad de canciones de mi gusto.

Respecto a los auriculares, no son tan cómodos de usar, esperaba
más grandes, de mejor calidad y con cancelación de ruido eficiente. Aún así, disfruté usándolos en varias tramos del vuelo, en especial durante los momentos gastronómicos.

WiFi a bordo
Todos los viajeros en Business class reciben un código para acceder por cortesía hasta 75 MB. Si no lo recibes por email o impreso en tu boarding pass, el código se puede recuperar con el número de e-ticket en la opción “Retrieve Wi-Fi Promo Code”. Si no sabes cómo hacerlo, la tripulación de cabina siempre está dispuesta a ayudar.
Una vez concluidos los datos. Puedes seguir navegando por internet con paquetes que van desde los 4USD.

Llegada a Suiza
Las 11 horas y 10 minutos se pasaron volando. Apenas sentí el tiempo de vuelo porque dormí varios tramos, y al tener las piernas con buen espacio, el cansancio apenas se hizo notar.
El vuelo llegó a Ginebra de acuerdo a la hora programada (17:45).

Foto: BO Saldaña

La aproximación al aeropuerto se hizo al atardecer con preciosas vistas de los Alpes, en especial pude ver el Mont Blanc de protagonista.

Recomendación de los mejores asientos
Cuando puedo, me gusta elegir el asiento de la ventana con buena ubicación para hacer fotos o vídeos y te sientes arropado por la “pared” de la cabina.

Foto: BO Saldaña

Si tienes un compañero de viaje a tu lado, lo ideal son los asientos del centro que son de dos y hay cierta privacidad. He visto varias parejas estar conectados y conversando en esos asientos.
Ten en cuenta que si viajas solo en esta aerolínea, los mejores son los asientos números pares: 2, 4 y 6 porque tienen mejor privacidad al estar muy próximos a la ventanilla. La numeración va del 1 al 7 con un total de 28 asientos.
Los últimos hay que evitarlos, porque están cerca de los aseos y cocina, aunque si no quieres a nadie detrás, estos serían los idóneos.

Escrito por Bo Saldaña https://elmundook.com/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.