Vadeaviones.com

A bordo de… Air Europa Largo Radio

Hola Aerotrastornados!!


En esta nueva edición #AbordoDe os compartimos nuestra experiencia volando con Air Europa
largo radio, entre Buenos Aires y Madrid, vuelo UX42.

Tuvimos la suerte de volar en el recién estrenado por la aerolínea del grupo Globalia, B787-9
con matrícula EC-MTI. El avión más grande de su flota y literalmente, todavía olía a nuevo.
El embarque empezó unos minutos antes de lo previsto y tras los pasajeros con embarque
preferente, familias con niños y PMR, embarcamos el resto del pasaje, independientemente de
la fila en la que nos íbamos a sentar. Pese a este detalle, el embarque fue rápido y ágil, con lo
que salimos a la hora prevista sin inconveniente alguno. Nuestro asiento en este viaje fue el
45K, en la parte posterior del avión.

Ya en el aire, tuvimos la primera sorpresa del vuelo, no muy agradable. Resulta que, en Air
Europa, si no tienes unos cascos con cable, los que reparten a bordo SON DE PAGO
Jamás antes nos había pasado algo así, nos sorprendió mucho que por unos cascos normales, de plástico estándar, cobren y no los regalen como en otras aerolíneas o incluso como en el servicio de AVE, el tren de alta velocidad en España. Nos pareció un detalle que la aerolínea debería de replantearse.

Tras una media hora de vuelo, y ya pudiendo disfrutar al completo del genial entretenimiento a bordo, luego os daremos más detalles, y después de ver la inmensidad del río la plata desde el aire y la ciudad de Montevideo a lo lejos, empezó el servicio de comida.
Nos ofrecieron elegir entre pollo y pasta, nos decantamos por la opción del pollo.

Como podéis ver en las fotografías, no era una gran ración, pero el postre de dulce de leche que lo
acompañaba hizo el resto. Por algún motivo que desconocemos, quizás algún cliente hizo
demorar más de lo debido al carrito de bebidas, tuvimos que esperar un poco para poder
pedir. Pero como decimos, fue más una anécdota y no culpa de la tripulación, la cual todo hay
que decirlo, fue muy profesional en todo momento. En resumen, servicio de comida a bordo
de la clase turista de Air Europa, correcto, no podemos decir nada en contra.

Bien, ahora vamos a hablaros del wifi a bordo
No queremos mentiros, el wifi a bordo de Air Europa no lo recomendamos, a no ser que tengáis algo muy urgente que comunicar. La primera prueba fue con un bono de 30 megas, que tiene un coste de 7€, el cual nos duró literalmente para enviar 5 whatsapp. Pagamos 13€ por el bono de 60 megas, con el que pudimos usar la aplicación de mensajería instantánea durante 20’ y para poderos contar al completo nuestra experiencia con este servicio, pagamos 20€ por el bono de 100 megas el cual nos duró apenas 40’ conectados a WhatsApp. Seguimos las recomendaciones de la aerolínea de desconectar las descargas automáticas y la ubicación del teléfono, no usamos red social alguna ni enviamos fotos. Solo texto y la experiencia nos pareció muy poco recomendable.
Como os decíamos al principio de este párrafo, si no tenéis algo urgente que transmitir o un asunto de trabajo que no pueda esperar, no os recomendamos pagar por este servicio.

El resto del vuelo, ya con las luces de cabina apagadas, las ventanas atenuadas automáticamente y de manera gradual por parte de la tripulación, lo cual se agradece porqué ayuda a ir cogiendo el sueño poco a poco, o como mínimo, a relajarse para “descansar” lo máximo posible, lo pasamos entre dormir y disfrutar del entretenimiento a bordo, que es muy completo.

Con una pantalla individual para cada pasajero, se puede escoger entre series con temporadas completaspelículas de reciente estreno, documentales, juegos y hasta música. No hay lugar al aburrimiento, con el amplio abanico que ofrece Air Europa en su sistema de entretenimiento digital.

También añadir, que nos levantamos a medio vuelo para estirar un poco las piernas a lo largo
del avión y nos acercamos al Galley trasero (cocina) donde pedimos un vaso de agua y algo
para matar el gusanillo y nos dieron un bocadillito, sin cobrarnos nada por ello. Como
habíamos dicho antes, un 10 por la atención recibida por parte de la tripulación a bordo.

Ya con las luces de cabina encendidas, a poco más de una hora para llegar a destino, Madrid en
nuestro caso, nos ofrecieron servicio de desayuno. Un bocadillo caliente, un zumo y un café,


que nos ayudaron a despejarnos y hacer más ameno lo poco que nos quedaba de vuelo. Aterrizamos 30’ antes de lo previsto y las maletas tardaron poco en salir, tras pasar por el trámite del control de pasaportes.
Así pues, llevando cascos propios que poder conectar a la pantalla y no tener que pagarlos
y sabiendo que el wifi a bordo no es una maravilla, nuestra experiencia en clase turista
de largo radio Air Europa, fue satisfactoria y la recomendamos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: