A bordo de… la clase premium business de LAN a Frankfurt

Como os contamos en el post anterior, Lan Chile nos invitó a probar su clase Premium Business y claro, no íbamos a negarnos.

La atención en tierra del grupo LATAM es muy buena, en el mostrador de business nos dieron sin problema ventanilla tanto en el vuelo de ida como en el de vuelta. Y nos indicaron la posibilidad de pasar por la sala VIP de Iberia en la terminal T4S (gracias a la alianza Oneworld). Nuestra puerta de embarque fue la S40.

#SalaVip #viplounge #madridbarajas #T4s #terminal

A post shared by @Vadeaviones ✈✈ (@vadeaviones) on

 

Para la ruta Mad-Fra-Mad LAN Chile usa el Boeing B787 Dreamliner y en esta ocasión fue el avión con matrícula CC-BBG.

Una vez pasado el embarque y llegamos al avión, nos encontramos con la bienvenida de la tripulación en la zona de Business y nos indican por cual de los dos pasillos con los que cuenta el avión, accederemos mejor al asiento que tenemos asignado. En nuestro caso a la ida fue el 5A, a la altura del plano, en paralelo al motor Nº1. Ya sentados y antes del despegue, se nos ofrece un refrigerio de bienvenida.

Vamos a hablaros del asiento de Premium Business de LAN.
Una maravilla, así como resumen general. No le falta detalle alguno para cargar dispositivos electrónicos, ya que cuentan con enchufes de 110V y puerto USB.

Es muy muy cómodo y se hace “full flat” con lo que se puede dormir completamente en horizontal. Cuenta con dos luces de lectura individual, una en el techo y otra a un lado del mismo asiento y también dispone de aire acondicionado individual, a parte del aire acondicionado general del avión.

El entretenimiento a bordo es muy extenso con películas, series, música y juegos, a parte de poder seguir en tiempo real, la altitud, la velocidad y la posición del avión. Y todo ello se controla con un mando de fácil manejo.

Así que os recomendamos al 100%, usar los asientos de la clase Business premium de LAN sobretodo para vuelos largos, os olvidaréis que estáis en un avión.

Para poder despegar, tuvimos que esperar un poco más de la cuenta, ya que en Madrid las condiciones climatológicas no eran las mejores, y a causa de la dirección del viento, justo antes de nuestro despegue, se cambió la configuración de pistas del aeropuerto.

Llega el momento de degustar el servicio de comida a bordo. De entre los asientos, se despliega una gran mesa que se puede mover hacia delante o hacia atrás, al gusto del pasajero.

20160423_161628

Nos sorprendieron con foie de pato, selección de pan y tarta de manzana de postre.

En cuanto a la bebida, una selección de vinos chilenos, tanto blancos como tintos a parte de zumos y agua, se podían pedir varias veces.

Tras la comida, se ofrece servicio de Café o Té, en taza sorprendentemente grande.

Sin darnos cuenta de que ya llevábamos 2h a bordo, gracias a la comodidad de la clase Premium business de LAN, el comandante nos anuncia que estamos en descenso a Frankfurt.

wel

En el siguiente post, os contamos como fue nuestra experiencia en el vuelo de vuelta.

3 comments

  1. Muy buen reporte! Y, desde luego, una business de lujo para un trayecto como el MAD-FRA, normalmente operado por otras compañías con la “poco seria” configuración de economy con el asiento del medio vacío.
    Acabo de descubrir vuestro blog! Saludos!

Deja un comentario