Hoy nos enorgullece especialmente este post que compartimos con vosotros por partida doble; primero porque lo escribe un gran amigo del blog Omar Ladki seguidor desde Kuwait y