IV splash-In Pollença 2019

Hola Aerotrastornados!!

Quienes nos seguís en redes sociales, ya sabréis que el pasado sábado estuvimos en la isla de Mallorca, concretamente en la base que el ejército del aire tiene en el puerto de Pollença, al norte de la isla.

Allí se celebró la 4a edición del Splash-In, un evento en el que se exponen diferentes aviones anfibios y hidroaviones, donde el público general puede acercarse a verlos por fuera y por dentro, así como charlar con sus pilotos.

Hizo un día magnífico, pese al viento, y eso animó a que público respondiera con una notable asistencia, tanto de familias con sus hijos que nos visitaron por primera vez, como de amantes de la aviación, que ya habían venido en las ediciones anteriores.

Este año, no hubo exhibición aérea como en la pasada edición, pero las 4h de duración de las puertas abiertas a la base aérea de Pollença, no defraudaron a quienes visitaron el evento, sobre todo a los más pequeños, que incluso pudieron entrar en los hidroaviones, con la supervision de sus tutores y del piloto.

Con un total de 7 aeronaves expuestas, incluyendo una del servicio de protección civil Italiana,

La exposición estática de este año, no tenía nada que envidiar a otras ediciones, donde pudimos ver un número más alto «hidros» expuestos.

Y a parte de estos 7 expuestos, el que tuvo también mucho éxito y protagonismo, fue el Canadair del grupo 43 del ejército del aire, avión apagafuegos de la base de Pollença, que estuvo abierto al público y que llegó a formarse cola para poder visitarlo e inmortalizarse en su cabina de mando.

Queremos felicitar un año más a la organización del evento, Fundació aeronàutica Mallorquina, primero por conseguir traer hidroaviones del extranjero y segundo por la buena gestión del evento, para que todo transcurriese sin incidente alguno. Agradecer también a los numerosos patrocinadores, ya que sin ellos, sería muy complicado poder hacer cada edición del Splash-In.

Y también agradecer la cercanía y simpatía del personal militar de la base, que siempre con una sonrisa, atendieron la consultas del público asistente y que nos dejaron tomar vídeos y fotografías del evento, sin inconveniente alguno. No olvidemos que el evento se realiza en una base militar, donde el público civil no tiene acceso habitualmente.