A bordo de Vueling con una mascota

Hola Aerotrastornados!!!

Por primera vez hemos volado acompañados de nuestra mascota y ha sido a bordo de Vueling. Estábamos nerviosos y preocupados, pero salió todo genial y la experiencia fue muy positiva.

Por parte de la aerolínea, todo han sido facilidades y queremos dar las gracias a Vueling por ello. En los mostradores de facturación simplemente comprueban el peso del animal y dan el ok para embarcar con el al avión.

Cuando se viaja con un animal, depende del peso/medidas la mascota podrá ir con nosotros en cabina o deberá viajar en bodega. En nuestro caso, como nuestra perrita no supera los 8 kilos de peso, pudimos acceder al avión con ella en su transportín semirigido.

Pasar el control de seguridad con un animal, es igual de simple que el proceso de check-in. Simplemente has de llevar al animal en brazos cuando pasas por el arco de seguridad y el transportin pasarlo por el escáner de objetos.

Y ya a bordo del avión, el animal no puede salir del transportín en ningún momento y en las fases del vuelo cuando la señal de cinturones está encendida, el transportín debe ponerse en el suelo entre los pies de quien lo lleva.

El vuelo fue perfecto, la perrita solo se asustó un poco en el momento del encendido de motores y cuando llegamos a Barcelona no quiso perderse el B787-10 de United, que era la primera vez que llegaba a BCN.