#Abordode… la business de LATAM…(Otra vez)

Hola Aerotrastornados!!!

Lo hemos vuelto a hacer, hemos vuelto a volar con LATAM en Business y si la primera vez nos quedamos algo insatisfechos, esta vez nos hemos quedado insatisfechos del todo.

Esta vez, teníamos billete en turista y optamos a una puja para hacer UpGrade a Business. Nos confirman la puja por mail y vamos al mostrador de LATAM Business en el aeropuerto de Frankfurt para hacer la facturación. Nos atienden muy amablemente, muy rápidamente, y nos dan la invitación para la sala VIP de Air Canadá. La experiencia en la sala VIP aunque corto, fue muy agradable y quedamos muy contentos con el servicio.


Ya en el avión los problemas sucedieron desde el segundo número uno, conectamos el móvil al enchufe del asiento y éste no funciona.

Alberto, que viajaba con nosotros conectó su móvil en su asiento y a él si le funciona, pregunto a la tripulación y me dicen que solo funcionan en vuelo, por lo tanto está mintiendo.
Nos sirven el aperitivo previo al despegue, porque todo hay que decirlo, la tripulación se portó de 10 en todo momento y una vez en el aire cuando intentamos otra vez el entretenimiento abordo tampoco funciona. Cuando intentamos tumbar el asiento o como mínimo reclinar un poco descubrimos que el asiento tampoco responde ningún comando.

Como decíamos antes la tripulación se portó de 10, hicieron tres veces el reseteo del sistema de entretenimiento abordo y de los asientos pero no fue posible recuperarlos. Así pues la única ventaja que tuvimos volando en bussines fue el embarque prioritario, la comida y bebida a bordo, muy buena por cierto y el tener más espacio entre asientos, pese a que no nos pudimos tumbar. Como podéis ver en esta imagen Alberto si se puede tumbar y disfrutar de todas las ventajas de la Business de LATAM.


En resumen, recomendamos la business de LATAM en cuanto al servicio, pero necesita una profunda renovación porque se ha quedado obsoleta.