La vuelta al mundo en 39 horas. Primera parte.

Una maleta, dos libros, tres ciudades, cuatro aviones, cinco aeropuertos… y así hasta el 39. La última cifra implica las horas que pasé volando la semana pasada para completar una singular vuelta al mundo express con Singapore Airlines; un viaje que incluyó el vuelo comercial más largo que existe: desde Singapur a Nueva York. También supuso poder tener tiempo en ambas ciudades para pasar, en menos de una jornada, de unos sofocantes y húmedos 30ºC caminando por la avenida Raffles de Singapur a los glaciales -8ºC a paso ligero por la quinta avenida de Manhattan.

Hay ocasiones en que el mundo acaba pareciendo mucho más pequeño y así empezó este viaje de sensaciones y mucho, mucho tiempo en el aire.

Lee el artículo completo en La Vanguardia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.