A bordo de…. Volotea

El pasado jueves 13 de Julio, nuestro amigo y spotter, Daniel Martín, voló  desde Palma de Mallorca hasta Zaragoza con el Airbus A319 de la compañía española low cost Volotea y ha tenido la gentileza de compartir con nosotros su experiencia.

En tierra, como la mayoría de compañías aéreas, por no decir todas, primeramente dan paso a las pasajeros en silla de ruedas, a pasajeros con niños/bebes, a los pasajeros con prioridad de embarque, y, finalmente, para evitar que haya saturación y agilizar el embarque, dan paso a los pasajeros de las filas que abarcan desde la mitad hasta el final del avión y luego desde la mitad hasta las primeras filas de éste. Al tener asignado el asiento 1A tuvimos preferencia de embarque. El proceso de embarque fue rápido, en unos 20 minutos aproximadamente todos los pasajeros estaban dentro del avión, no obstante, cabe destacar, que desde el momento que se inició el embarque y nos comprobaron los billetes, estuvimos esperando unos 10-15 minutos en la entrada del finger hasta que salieran los pasajeros del vuelo anterior procedente de Francia.

Una vez ya dentro de este Airbus A319, que ofrece 150 plazas, la tripulación del vuelo nos recibe muy amablemente. Podemos comprobar el buen estado del interior -asientos bien cuidados, limpios y un juego de colores pastel que es agradable a la vista, aunque, la alfombra del suelo en algunos sitios estaba un poco despegada, pero no le dimos mucha importancia a eso-. Tras sentarnos, comprobamos que a pesar de que los asientos no sean muy acolchados, siguen siendo lo suficiente cómodos para un vuelo de apenas 1 hora.

En cuanto a espacio para las piernas, sinceramente, se pueden estirar más a partir de la fila 2, ya que en la fila 1 se nos impide estirarlas más, como consecuencia del famoso separador de plástico que hay junto a la puerta del avión con una pequeña “ventana” en la parte superior, pero, como ya he dicho antes, para un vuelo de escasos 60 minutos, y en relación al precio de los billetes, no es lo más importante.

La hora de salida del vuelo fue la prevista, sin contratiempos. La tripulación (la cuál en este vuelo era Francesa) realiza la demostración de seguridad y despegamos. En este vuelo no se ofrecía servicio de a bordo a no ser que fuera solicitado, ya que era un vuelo de corta duración, por lo que, no pasaron con el carrito de bebidas/comida y no venían a no ser de que se les llamase. Un detalle que faltaba, era, que al menos en la fila 1, no había la típica revista, ni el menú de a bordo.

En crucero, llegando a Barcelona, el comandante nos da la bienvenida a bordo y nos informa sobre la meteorología en Zaragoza, aeropuerto y destino con pocas frecuencias hasta ahora, ya que parece que más aerolíneas se van interesando por este.

Aterrizamos unos 5-10 minutos antes de lo previsto y lo primero que pudimos ver por la ventanilla del avión al salir de pista, fue la gran cantidad de F-18 del Ejército del Aire Español que se encontraban en la zona militar del aeropuerto. Finalmente, al llegar al estacionamiento, pudimos contemplar un Boeing 747 de carga. El aeropuerto de Zaragoza a pesar de que hasta ahora haya habido pocas frecuencias de vuelos comerciales, es muy utilizado para vuelos de carga, con aviones de gran tamaño como Boeing 747, Boeing 777…

Para acabar el post, el desembarque fue rápido, ya que se habilitaron escaleras tanto en la puerta delantera como en la trasera. En resumen, volar con Volotea, merece la pena, la relación Calidad-Precio es la correcta y por lo que pude comprobar, cumplen con horarios y la tripulación es muy amable.

Desde Vadeaviones os animamos a que voléis a Zaragoza, para poder disfrutar de esta hermosa ciudad, de visitar la Catedral del Pilar y de coger coche hasta el Pirineo Aragonés, donde a unas escasas 2h de camino, podréis disfrutar de increíbles vistas, de las pistas de esquí de Formigal (en Invierno), de preciosos pueblos como Lanuza y Sabiñánigo y poder degustar la increíble y típica comida Aragonesa en un lugar tan bonito como es Sallent de Gállego…

También, y no menos importante, le agradecemos enormemente a nuestro amigo Dani que nos haya contado su experiencia a bordo de.. Volotea.

Deja un comentario