Santiago Ramón y Cajal ya vuela con Norwegian

Norwegian, presenta hoy el avión dedicado al científico, humanista y Premio Nobel de Medicina Santiago Ramón y Cajal (1852-1934).

Con ésta, ya son siete las figuras de la Historia, la Ciencia y las Artes de España que adornan los aviones de Norwegian, junto con los navegantes Cristóbal Colón y Juan Sebastián Elcano, los autores Miguel de Cervantes, Gloria Fuertes y Rosalía de Castro, y la abogada y política Clara Campoamor.

En conjunto, 85 personajes históricos de los países nórdicos, Reino Unido, Irlanda y España decoran los timones de la flota de Norwegian.

El avión que llevará la figura de Ramón y Cajal, cuya matrícula es EI-FVP y está asignado a la licencia irlandesa Norwegian Air International, es un nuevo Boeing 737-800, de 186 plazas, que llegó procedente de la fábrica de Boeing en Seattle el pasado viernes. El montaje de la imagen del premio Nobel se ha llevado a cabo a lo largo del fin de semana en los hangares de Norwegian en Oslo.

La imagen utilizada en la decoración del avión ha sido cedida de manera desinteresada por el Instituto Cajal, centro de investigación especializado en neurobiología e integrante del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Dicho centro fue fundado, en 1920, por el propio Ramón y Cajal.

El Instituto Cajal « agradece a Norwegian la manifestación de homenaje a la figura del sabio español fundador del Instituto. Santiago Ramón y Cajal, pionero que cambió radicalmente la visión sobre la estructura y función del sistema nervioso, es mundialmente reconocido como padre de la Neurociencia moderna. »

Miguel Urresti, responsable de Marketing de Norwegian en España, ha declarado por su parte: « la incorporación de la figura de Ramón y Cajal a la flota de Norwegian es un doble homenaje: primero, a una de la figuras señeras de la Ciencia española, quien de modo decisivo contribuyó a su despegue e internacionalización y, por extensión, a todos los científicos de nuestro país quienes, con independencia de su especialidad, amplían día a día los límites del conocimiento humano. »

Breve apunte biográfico

Nacido en Petilla de Aragón (Navarra) en 1852, Santiago Ramón y Cajal vivió una infancia itinerante como consecuencia los continuos cambios de domicilio ocasionados por la profesión de su padre, médico cirujano. Es por influencia de éste por lo que, a pesar de sus iniciales sus inclinaciones artísticas, un joven Ramón y Cajal inició los estudios de Medicina, carrera de la que se licenció en la Universidad de Zaragoza en 1873 y doctoró en la de Madrid en 1877. Entre licenciatura y doctorado, ejerció como cirujano militar a lo largo de dos años (1874-75) en la Guerra de Cuba.

A partir de ese momento, Ramón y Cajal inicia una imparable y distinguida carrera académica y científica: catedrático de Anatomía en la Universidad de Valencia en 1883, y de Histología en las de Barcelona y Madrid en 1887 y 1892 respectivamente, y –ya en 1899– director del Instituto Nacional de Higiene. En 1907 fue nombrado primer presidente de la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, y unos años más tarde (1920) el Gobierno creó un instituto para investigaciones biológicas, con el nombre de Instituto Cajal, que dirigió hasta su fallecimiento en 1934.

Su labor científica se centró en el estudio de la estructura del sistema nervioso, especialidad en la que fundamentó su doctrina de la neurona, lo que valdría el premio Nobel de Medicina en 1906, compartido con el italiano Camillo Golgi. Con la doctrina de la neurona, Ramón y Cajal enunció –y demostró– que cada célula nerviosa es una entidad independiente y no parte una retícula única y que las sinapsis nerviosas transfieren impulsos nerviosos de una célula a la siguiente.

El Instituto Cajal es un Centro de Investigación en Neurobiología perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Su personal investigador son profesionales de renombre que contribuyen al avance de su especialidad en todo el mundo. El Instituto Cajal está preparado para afrontar los retos del futuro y pone al servicio de la sociedad el denominado Legado Cajal.

Su objetivo es alcanzar los más altos estándares en ciencia, educación y responsabilidad social, llevando a cabo investigaciones de vanguardia en todos los campos de la neurociencia y manteniendo fuertes vínculos con instituciones académicas internacionales del máximo prestigio. La transferencia de conocimientos a la sociedad se está convirtiendo cada vez más en una prioridad en el Instituto Cajal, como atestiguan el creciente número de solicitudes de patente y la generación de empresas derivadas en estos últimos años. Recientes investigaciones en el Instituto han producido un nuevo software de análisis del comportamiento, microelectrodos o kits de diagnóstico y el descubrimiento de nuevos fármacos.

Deja un comentario