A bordo de…. la low cost Norwegian

Hemos probado el servicio a bordo de Norwegian y queremos compartiros cuales han sido nuestras impresiones. Cabe decir que hace años ya habíamos volado con ellos, y la evolución de la aerolínea ha sido notable.
Facturamos el equipaje y pudimos comprobar que la empresa que les hace las gestiones de Handling, es muy efectiva. Ágiles en la gestión, muy amables pese a la carga de trabajo y la recepción de las maletas fue muy rápida, tanto a la ida como a la vuelta.

Ya en la puerta y tras el anuncio de que empezaba el embarque de nuestro vuelo, nos sorprendió la rapidez y agilidad con que se realizó el acceso al avión. Pudimos comprobar, que en poco más de 20 minutos, todo el pasaje (el vuelo iba completo) estaba en el avión, el equipaje colocado y asientos ocupados.

Vistas desde la fila 7 asienta A

Hablando de asientos, esa fue una de las grandes sorpresas del viaje. El gran espacio que hay entre filas, el cual, si lo comparamos con otras aerolíneas, donde los que son altos, tienen problemas para estar comodos.

Os advertimos que, seáis altos o no tanto, tened cuidado con la cabeza cuando accedáis o salgáis de vuestro sitio. Las pantallas retráctiles, solo se recogen para el despegue y el aterrizaje, por tanto, si no se presta atención, seguramente os golpearéis con ellas. Os habla la voz de la experiencia.
El interior del avión es muy agradable, con luces en el techo que van cambiando de color según la fase del vuelo.

Con el avión rodando por las calles de rodaje, camino a la pista de despegue, pudimos visualizar la demostración de seguridad a través de un vídeo interactivo. Como la aerolínea es Noruega, los personajes eran todos rubios con ojos azules, muy monos ellos.
Tras el vídeo, la tripulación supervisó fila por fila que todo estuviese correcto y despegamos sin incidencia alguna.

Ya en el aire y tras el saludo del capitán, que nos dio todo tipo de detalles sobre la meteorología tanto en el crucero como en destino y la duración aproximada del vuelo, con espera incluida en destino por alto tráfico aéreo, anunciaron y ofrecieron el servicio de bar a bordo. Las marcas de los productos y los precios, son los habituales en comparación a otras low cost que operan en España. El trato de la tripulación a la hora de ofrecer el servicio, fue muy correcto, y con atención a quienes solicitaban algún producto.
En cuanto al servicio estrella de la aerolínea noruega, el wifi gratuito a bordo, no pudimos probarlo, ya que el avión en el que volamos, tenía apenas dos semanas en servicio y no tenía el sistema de wifi e interactivo instalado. Otro detalle de “lo joven” que era el avión, es que no tenía el timón de cola decorado con algún personaje importante, como el resto de la flota de Norwegian. Tenía la cola de color blanco, a la espera de ser pintada.


Para cerrar este post, a modo de opinión personal y recomendación, os podemos decir que apostamos por Norwegian al 100%. Aviones modernos, tripulaciones amables, buen servicio a bordo y gran espacio entre filas. Es una aerolínea low cost, con servicio de aerolínea “convencional”.