Spotting a 70 metros de altura

El pasado mes de Abril, un grupo de unas 20 personas, pertenecientes a la asociación Aire, participamos en una jornada de Spotting muy especial.

Tras la asignación de plazas por riguroso orden de inscripción, fuimos convocados antes de las 10 de la mañana, en el punto de control por donde acceden las tripulaciones de Iberia largo radio y donde también acceden los trabajadores de la torre N de control. La burocracia es lenta y los diversos controles de seguridad que debimos pasar, más aún, pero casi una hora después, conseguimos llegar todo el grupo a la terraza con vistas a todos los ángulos del aeropuerto.

La primera sensación que compartimos todos los que allí nos encontrábamos, fue la de libertad, sentir que todo lo que nos permitía la visión, podíamos inmortalizarlo y que, aprovechando la visión 360º de la que disfrutábamos, no debía preocuparnos el que sufriéramos contra luz, ya que podíamos movernos libremente por toda la terraza.

No fue un día destacable en Madrid-Barajas en cuanto a aviones especiales. Todos los aviones y aerolíneas que cazamos ese día, los teníamos más que vistos de las muchas horas que pasamos spotteando alrededor del aeropuerto. Pero el hecho de verlos desde lo alto, sin valla alguna que nos incomodase y nos fastidiase una buena instantánea, era lo que hacían especiales cada una de las fotos que salieron de nuestras cámaras.

Los recuerdos en forma de anécdotas son, por ejemplo, ver como nos íbamos avisando a gritos desde la otra punta de la terraza, cuando venía un avión merecedor de ser cazado por todos, o cuando se nos acumuló el trabajo porque mientras llegaba por la 32R un avión que todos queríamos retratar, por la 36L entraba en pista otro que no queríamos dejar escapar.

El final de la jornada, sobre las 14h, vinieron las fotos de familia y la entrega de regalos por parte de la asociación aire, al personal de la torre que nos acompañó toda la jornada y nos respondió a todas las preguntas que les hicimos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Deseamos terminar dando las gracias tanto a la asociación aire como al personal de la torre, por permitirnos tan exclusiva visita que recordaremos siempre. También damos las gracias a Alberto Samperio que nos ha cedido alguna de sus fotos para colaborar en este post.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.